El falafel es una de las comidas más tìpicas de la cocina árabe que esta conquistando nuestro paladar. Es una especie de croqueta elaborada con garbanzos o habas trituradas condimentada con diferentes especias (comino, curry, cúrcuma, pimienta negra molida, pimentón dulce o picante, ajo, perejil, sal…). La combinación de especias es lo que le da su sabor tan característico y especial.

 

Puede tener muchas formas, aunque la principal de ellas es en forma de “bola” o “croqueta”. Pero también puedes encontrarla en forma de hamburguesa. Se pueden cocinar al horno o fritos. En este caso te traigo la versión más saludable; Falafels al de garbanzos al horno.

 

Apunta, ya tienes otra manera más de fomentar el consumo de las legumbres.

 

El falafel no es solo una opción para veganos y vegetarianos, sino que es una alternativa más para que todos fomentemos y variemos la forma en la que consumimos la legumbre. Recordar, que resulta ser un alimento muy versátil.

 

INGREDIENTES

  • 160g de garbanzos cocidos
  • 20-30g harina de avena (cantidad orientativa)
  • Un diente de ajo pequeño
  • 40-50g de calabaza cruda
  • 15g de cebolla
  • Especias: perejil, curry, comino, jengibre, canela, tandori, pimienta negra y curcuma
  • Sal

PROCEDIMIENTO

  • Poner los garbanzos a remojo el día anterior, mínimo 24 horas. Pasado este tiempo, escurrir los garbanzos bien. También puedes utilizar garbanzos en conserva.
  • Limpiar y pelar la cebolla y el ajo.
  • Asar la calabaza. Para que el proceso sea más rápido, puedes pelar, cortar la calabaza y cocinarla al microondas con el envase de lekue. Estará hecha en 6-7 minutos. Sino tendrás que asarla al horno previamente.
  • En un procesador de alimentos o en un robot de cocina tipo Thermomix añadir todos los ingredientes; los garbanzos, la cebolla, el diente de ajo, la calabaza, la harina y las especias al gusto. Puedes utilizar otro tipo de harina; garbanzos, trigo integral…etc.
  • Triturar todos los ingredientes hasta que quede una masa homogénea. Si no tienes un procesador o robot de cocina no pasa nada. Yo las he hecho a mano, con ayuda de un tenedor y han quedado muy bien.
  • Antes de reservar la mezcla, te aconsejo probar el sabor. Así puedes ajustar la dosis de especias a tu gusto.
  • Importante paso: Dejar reposar la mezcla en nevera mínimo 1:30-2h.
  • Pre calentar el horno a 200º.
  • Con ayuda de un tenedor y con las manos mojadas ir cogiendo porciones para darle la forma de bolas. Si ves que la masa está muy húmeda y cuesta darle forma, puedes añadir un poco más de harina hasta que tenga una consistencia más firme.
  • Colocar una lámina de papel de horno sobre la bandeja e ir colocando las bolitas una por una.
  • Hornear durante 20-25 minutos a 180ºC hasta que queden doradas por ambos lados.

Otra opción sería freír los falafels en una sartén con aceite . Puede que sea la opción más habitual y más rápida, pero también es más calórica.

 

El falafel se sirve caliente y normalmente acompañado de alguna salsa. Por eso no podía dejarte sin la salsa estrella de este plato. Salsa de yogur, comúnmente conocida como Salsa tzatziki. Para mí esta salsa es imprescindible para disfrutar de unos buenos falafels, sobre todo si la preparas con pan de pita o en wrap como te muestro en las siguientes fotos de abajo.

 

SALSA TZATZIKI (4 raciones)

  • 1 yogur natural (de leche de vaca o de soja) cremosos
  • Zumo de 1/2 limón
  • 1/2 pepino pequeño
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 2 cucharas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • Especias: albahaca, eneldo y pimienta negra

Elaboración: Lavar, pelar y rallar el pepino hasta obtener una especie de puré de pepino. También lo puedes cortar con ayude de un cuchillo hasta que quede muy finito. Recomiendo dejar el pepino un rato en un escurridor para que se seque y pierda el exceso de agua. Mezclar todos los ingredientes en un bol, condimentarlos y conservar en la nevera para que se mantenga frío.

 

En mi caso he consumo esta vez los falafels con una base de fajita de harina de espelta con hojas de lechuga, rodajas de tomate natural, aguacate y salsa tzatziki. Creo que las imágenes puede hablar por si solas. ¡Buenísimo!

 

 

Últimos consejos

  • Se pueden servir como plato principal acompañados de una buena ración de vegetales o ensalada, como cena rápida dentro de un bollo de pan de pita o de una tortilla de trigo o como un picoteo o entrante saludable.
  • Puedes preparar más cantidad. Los falafel se pueden congelar y meter al horno directamente cuando los queráis comer. Sino, una vez los has preparado, pueden mantenerse en la nevera hechos de 2 a 3 días. Solo tendrás que calentarlos en la sartén a fuego medio junto antes de consumirlos o en el microondas.
  • Además de acompañarlos con la salsa tzatziki también los puedes combinar con una salsa alioli, salsa guacamole o hummus.
  • Los puedes hacer con otro tipo de legumbre (lentejas, alubias, guisantes) y verdura (zanahoria, berenjena, calabacín, champiñones…etc.).

 

¡Espero que te guste esta receta!